Image

Una moción de Tega sobre el mercado, hizo que los miembros del anterior tripartito se enzarzaran en una discusión sobre las gestiones de unos y otros, ante la mirada atenta del PP. Este es la primera crónica del pleno de Carballo.

NO TE PIERDAS LA SEGUNDA CRÓNICA DEL PLENO. ADEMÁS ANOSACOSTA RADIO , EN SU SECCIÓN DE RADIO A LA CARTA edita UN ESPECIAL

Fue casi al final pero ocupó la mayor parte del debate plenario en Carballo. Manuel Andrade presentaba dos mociones con objetivo idéntico: La suspensión del proceso de reforma del Mercado municipal para abordar una nueva construcción.  El portavoz de Terra Galega insistía en “botar en falta unha planificación que antes sí había” y solicitar que se iniciara una reflexión orientada a “facer un mercado novo, porque é a inversión máis prioritaria neste momento”, asegurando que estaba más justificada incluso que la Casa dos Oficios, obra que denominó como “O Gaiás do campo da feira”.

Image

El portavoz popular puso un poco de leña al fuego, pero bastante tranquilo como si fuera consciente de que la polémica estaba a punto de estallar. Alberto Sueiro tildó de “despilfarro” el hecho de que “se vaian a gastar tres millóns de euros nun arreglo que non vai a solucionar o problema”. Propuso que se hiciera un mercado nuevo, que se abordara el problema de la falta de aparcamiento en base a un gasto responsable. Recriminó los constantes cambios de criterio del ejecutivo local.

Image

En un gesto inusual, José Antonio Viña Patiño (PSOE) desarrolló un largo argumentario, para fijar la postura del gobierno.  “Se facemos unha praza nova, dentro de dez anos teremos que facer reformas” dijo para rechazar una de las críticas del PP. Defendió la reforma impulsada por el gobierno carballés, y se amparó en informes técnicos que así lo aconsejaban.Pero también hurgó en viejas heridas que no sentaron bien a Andrade. Viña narró los proyectos fracasados  en esa legislatura con un Andrade del que dijo que hiciera del marcado “o seu tema estrella”, pero al final a uno de los concursos “sólo se presentou unha empresa e cun proxecto que non era fumable. Non é viable defender o proxecto que vostede segue defendendo”. El teniente de alcalde manifestó que la reforma planteada era la mejor opción: “Estamos convencidos deste proxecto e o mercado vai a ter unha nova imaxe. Con dous millóns e medio de euros vaise a realizar unha reforma en profundidade”. La bala que irritó a Andrade vino de la intervención del nacionalista Xosé Manuel García Guillín que afirmó estar “sorprendido”  por las palabras del líder centrista cuando pretendía adjudicar una obra de 13 millones de euros a una “gasolineira que factura 300.000 euros ó ano”, en relación a uno de los aspirantes de aquel entonces.

Image

Alberto Sueiro aprovechaba para comentar que el responsable de aquella pretensión también era su jefe de filas, Evencio Ferrero(BNG). Guillín decía que el gobierno no pretendía una simple reforma sino “unha renovación integral”. Aquí Sisa Méndez(Tega) saltó en cólera asegurando que en el pliego del proyecto quedaba claro que era una reforma. Y Andrade Cristóbal encendió el motor de la discordia dirigiéndose a Viña Patiño:”Vostede  é de piñón fixo pero vaise a estrellar”. Y empezó a hablar de su etapa como socio en el gobierno tripartito con BNG y PSOE.

Image

“Aquel proxecto non se levou a cabo porque o goberno non quixo. Vostedes tiñan celos de que o proxecto saira adiante e fixéronlle o xogo o PP que tampouco quería”, manifestaba un enfadado Andrade que anunciaba además que “este debate vouno a ter na calle. Este goberno non é capaz de facer nada e actúa por impulsos”.

Image

Recogió el guante el alcalde, Evencio Ferrero, que insistía que Manuel Andrade quería adjudicar una obra de 13 millones de euros “a empresas que non cumprían os requisitos mínimos”, y en contra de un informe de un técnico supervisor. Ferrero defendió el actual plan como “ o mellor posible porque nós sempre pensamos no futuro de Carballo”. Comentó que ahora el objetivo es dar una solución al mercado  y dinamizar comercialmente la localidad pero que siguen trabajando en el tema del aparcamiento.

Ante las discordias entre los líderes que compartieron un gobierno en Carballo, Alberto Sueiro(PP) dijo que este panorama les daba la razón “porque é a constatación de que estivemos anos con medias verdades e o alcalde defende hoxe xusto o contrario que antes”. “ Estiveron a ver quen era máis culpable,é evidente que se equivocaron pero pídolles que non o volvan a facer”, comentaba Sueiro. El alcalde ponía el broche a este asunto:” Se nos equivocamos non foi para perxudicar a Carballo”.