Image
La corporación carballesa aprobó por unanimidad el convenio del Mercado con las críticas de PP y Tega sobre la falta de debate sobre este proyecto.

Parece que la oposición carballesa no quiere demasiadas polémicas a estas alturas, para beneficio del ejecutivo local. O quizás esté midiendo los tiempos y aún no sea el momento de pasar al ataque. Lo cierto es que los debates en este pleno de octubre, fueron sosegados salvo momentos puntuales. Sólo una moción del PP y unos cuantos ruegos y preguntas en relación a  temas ordinarios.

Image

Teniendo en cuenta que (a lo mejor no había materia) PP y Tega no aprovecharon el turno de fiscalización, el debate se ciñó al Mercado. Primero se repaldó una declaración sobre la violencia de género, y las ordenanzas sobre ayuda domiciliaria, instalación de telefonía móvil, agua potable y redes y sumideros.  Solo hubo intervenciones en las últimas tasas calificadas  de nada equitativas desde el PP porque “non paga todo o mundo en función do que consume” argumentaba Juan Carlos Castro Pombo. “É inxusto ques e cobre por vivenda e non por habitantes” criticaba Manuel Andrade. Desde el gobierno José Antonio Viña Patiño (PSOE) defendía que la ordenanza fuera concienciadamente elaborada y el alcalde Evencio Ferrero explicaba que precisamente “ Establecemos un consumo medio porque non queremos castigar as vivendas con moitos membros”.

Rechazada la Moción del PP y aprobado el convenio con el Ministerio de Vivenda.

Mediante la única moción de la noche, los populares pedían que se debatiera sobre el proyecto de mejora del actual mercado municipal. Alberto Sueiro denunciaba que un tema tan importante para Carballo no fuera abordado en un pleno. Manuel Andrade apoyó las críticas del PP y criticó la falta de democracia municipal. El responsable de Comercio, Xosé Manuel García Guillín negó las acusaciones asegurando “que houbo información puntual” sobre un proceso “aberto, democrático e participativo” según el regidor Evencio Ferrero.

Image

En una completa intervención el portavoz popular, Alberto Sueiro hizo un relatorio de las múltiples deficiencias, que desde su punto de vista, tiene el proyecto. Falta de debate, renuncia al aparcamiento subterráneo, eliminación de aparcamientos exteriores, pérdida de accesibilidad, o las incógnitas sobre el destino de la planta superior. “Os camións de peixe e de carne non poderán descargar dentro e veremos os traballadores cos cochos no lombo pola calle” dijo Sueiro Pastoriza.

Image

Evencio Ferrero comentó que en la actualidad había muchas deficiencias que con esta actuación se iban a “transformar” y que en un corto espacio de tiempo “veremos quen tiña a razón”. No estuvo de acuerdo la centrista Sisa Méndez: “É unha operación de maquillaxe moi cara. Non é un reforma. Estamos perdendo unha oportunidade para Carballo”. La moción del PP era rechazada por el gobierno bipartito. Seguidamente se aprobó por unanimidad el convenio con el Ministerio de Vivienda que permite una ayuda para la reforma del mercado de 1,8 millones de euros. La oposición volvió a echar de menos la falta de ambición del gobierno y la poca voluntad de diálogo y BNG y PSOE insistían en defender las bonanzas de la actuación.