//Rafael Lema// Andrés Mourente, un activista cultural en Malpica de Bergantiños.

 
Andrés Mourente Castro (Mugardos, 1941) es un conocido malpicán adoptivo que entró en la fase de recibir homenajes tras una dilatada vida al servicio de muchas causas culturales y sociales. Hace una semana fue obsequiado con el premio Malante honorífico en un merecido acto en Malpica, en reconocimiento a su larga y desinteresada trayectoria cultural en una localidad en la que lleva 46 años. Antes fue agasajado en Baio.

 

 

Andrés Mourente, comprometido con la cultura local

 
La asociación cultural Malante recordó en el acto el trabajo desinteresado de Mourente, que hasta hace poco aún seguía metido en el coro local o en actos de teatro, pero actualmente se está recuperando de problemas de salud. De hecho desde que le dio un infarto cerebral en 1999 tuvo que dejar el trabajo de comercial que lo hizo muy conocido en toda la Costa da Morte y pese a su delicada salud le hizo integrarse en todo tipo de movimientos culturales de animación de la vida en Malpica y en otras localidades.

Un hombre polifacético

 

El animador cultural dio clases de teatro, presentó galas y certámenes de todo tipo, pero sobre todo participó en actividades teatrales y musicales «e sempre de xeito desinterasado, sen cobrar nada», recuerda Mourente, que asimismo se hizo popular a nivel gallego por su actuación en concursos de humor de la TVG. El coro de Malpica lo dejó aún este año, pero sigue dirigiendo el grupo de teatro aficionado Amigos de Malpica. Mourente reconoce que estos actos de homenaje le hacen feliz pero que le emocionan.