Los agentes de la Guardia Civil del puesto principal de Carballo detuvieron a un vecino del municipio como presunto autor de un hurto, con el que había conseguido sustraer 1.100 euros en metálico y joyas valoradas en unos 7.000 euros.


Según las investigaciones policiales, el supuesto ladrón entró en la casa sin causar daños ni forzar la cerradura de la puerta, utilizando un duplicado de la llave.


Amistad con el dueño de la vivienda


Se hizo con la misma, gracias a la amistad que tenía con el propietario de la casa, en una de las frecuentes visitas que realizaba al domicilio. Los agentes de la Benemérita lograron recuperar parte de las joyas que habían sido vendidas en un establecimiento de compraventa de oro.El detenido ya pasó a disposición del Juzgado de instrucción de guardia de Carballo.