Este viernes se desarrollaron los trabajos de apertura de la laguna de Baldaio, en Carballo.

De este modo, la Xunta de Galicia quiso dar respuesta a la situación generada por la concentración de agua al no poder circular a través del canal.

Esta fue la primera medida adoptada. Visitaron la zona para supervisar la evolución de los trabajos, las conselleiras de Medio Ambiente y de Mar, Ángeles Vázquez y Rosa Quintana, la directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, y el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, entre otros.

Desde la Xunta indicaron que están trabajando en la redacción de un plan que permita conjugar los intereses medioambientales de la laguna de Baldaio con los del sector marisquero que allí trabaja.