El grupo Calvo cerró las cuentas de 2019 de manera positiva, con 593,9 millones de facturación y un EBITDA de 45,3 millones de euros.


Estos datos suponen una mejora de un 15% con respecto al ejercicio 2018. La firma carballesa comercializó durante esta anualidad más de 101.000 toneladas de producto en 65 países del mundo.

Mané Calvo- consejero delegado


El principal destinatario fue Brasil(48%), por delante de España(22%) e Italia(17%). Según explican desde la empresa «la enseña Calvo sigue conservando el liderazgo del mercado español de atún en conserva entre las marcas de fabricante. Nostromo cerró el año siendo tercera marca del mercado italiano y ha recuperado la segunda posición en los primeros meses de 2020. Por su parte, Gomes da Costa, con la que el grupo opera en América del Sur, reforzó un año más su liderazgo en el sector de conservas de pescado en Brasil, e incluso logró incrementar su cuota de mercado de sardina«.

La firma carballesa también ha logrado los objetivos de reducción de impacto centrados en los océanos, el medio ambiente y las personas.