Los ataques de lobos siguen causando alarma en la comarca.

Aunque se trata de una zona inusual en el tránsito de los lobos, en algunas aldeas del municipio de Fisterra alertan de la presencia de un ejemplar adulto con una cría que al parecer han causado la muerte de un cordero y varios perros.

 

Hacía muchos años que en este municipio costero no se conocía la presencia de esta especie. Por otra parte, en las aldeas de Riotorto y Pardiñas en el municipio de Muxía los vecinos denuncian que este fin de semana a la tarde han avistado un ejemplar de lobo, paseando cerca de las casas y con escaso miedo a las personas. En esta zona también se han producido daños en la cabaña ganadera pero sobre todo los vecinos están asustados por la presencia de este ejemplar acercándose a las casas en plena luz del día.

 

Entre las dos aldeas y por la zona de paso de este lobo hay además una parada escolar. En las parroquias de Carnés y Cereixo, del municipio de Vimianzo, propietarios de ganado caballar cimarrón han denunciado la muerte de varios potros a causa del lobo durante estos primeros días de noviembre. Desde el grupo ecologista PX, además, denuncian que la construcción de la autovía Carballo-Berdoias supondrá una alteración del movimiento de los lobos, ya que las obras partirán en dos zonas la colonia de monte Faro, causando que los ejemplares de las dos o tres camadas presentes se desplacen mas a las áreas de Muxia, Carnés y Camariñas. Las últimas denuncias realizadas por los ganaderos este mes parecen confirmar estas previsiones.