Los agentes detectaron una planeadora sin ningún tipo de alumbrado de señalización, avanzando por las aguas de la ensenada de Corcubión.La planeadora se dirigió al puerto de Cee con varias cajas de color verde a bordo con un pescado «eludiendo todos los canales legales de comercialización y trazabilidad establecidos por la normativa vigente»

Los agentes del Instituto Armado localizaron en la zona de la rampa de la depuradora ceense, unas 64 cajas que habían sido desembarcadas por la citada planeadora, que no pudo ser interceptada.Tampoco persona alguna que pudiera estar relacionada con estos hechos.

Fuentes policiales tienen sospechas que los promotores de la descarga “han diseñado una red de naturaleza y métodos similares a los utilizados para el contrabando y el narcotráfico”. Esta red de vigilancia habría alertado de la presencia en la zona de los agentes.

La investigación sigue abierta. La sardina se trasladó a la base del Servizo de Gardacostas de la Xunta a Muxía. Se repartía en distintos centros benéficos de la provincia.