El BNG no encuentra apoyos a su presupuesto en un largo pleno ordinario.

 

 

 El presupuesto municipal del ayuntamiento soneirán quedó sobre la mesa, después de un largo y encendido debate, y a propuesta del grupo Independientes por Vimianzo, que demandaba que sea abriera una negociación entre todas las fuerzas políticas en aras de encontrar un consenso y aprobar “uns orzamentos onde todos participemos e sexamos responsables”.

 

La propuesta del gobierno local no encontró ningún apoyo externo. El PSOE se abstuvo y PP y los dos ediles no adscritos apoyaron que se aplazara este punto. Manuel Antelo acusó a la oposición de hacer “trampas”. Al alcalde le parece que “deixar este asunto sobre a mesa é un fraude” y dijo que a la oposición “non lle vale ningún orzamento”. El regidor nacionalista se esforzó en pedir a la corporación que facilitara la aprobación de las cuentas, pero fracasó en su tentativa.

 

No obstante defendió su propuesta económica “xa que responde a unha situación de crise económica tanto na obtención de recursos como na distribución do gasto”. El portavoz del BNG, Fernando Mancebo calificó las cuentas de “reais e equilibradas”, siendo “o mellor orzamento que se pode elaborar tendo en conta tódolos condicionantes”. El socialista Miñones echó en falta más apoyo a los servicios sociales o para Protección Civil.

 

El independiente Manuel Soto denunció que existe “falta de ambición” en un documento “malo” que contiene “partidas insuficientes” para un tema fundamental como es la creación de empleo. “Este orzamento ten medidas vacías e sen contido e non resposta as necesidades dos vimianceses” señalaron desde IxV, proponiendo abrir un diálogo entre todos los grupos para construir un presupuesto idóneo.

 

El Partido Popular apoyó que “o asunto quede sobre a mesa, porque o alcalde dixo que ía a negociar pero non fixo nada”. Juan Carlos Amado emplazó al gobierno “a convocar as reunións necesarias e negociar con tempo porque eu non teño adicación exclusiva nin unha secretaria particular para poder estudiar isto en poucos días”. El edil no adscrito, José Manuel Rodríguez Blanco y su compañera Montserrat Vázquez, también pidieron a Manuel Antelo “que fale connosco, porque fixo un presupuesto sin falar con ninguén e agora quere que llo aprobemos”.Después de acalorada discusión, sin que nadie se moviera de su postura inicial, el alcalde anunció que volvería a someter el presupuesto a debate. En esta sesión se dio luz verde a dos modificaciones en la ordenanza de “Axuda no Fogar”, y unas bonificaciones en el impuesto de construcción a varias empresas.

 

 

 

Otro punto que suscitó división fue la elección de nuevo juez de paz. Los votos de IxV, PP y los no adscritos provocaron un cambio. La nueva jueza titular será Sandra Cundíns Sánchez. El hasta ahora juez, Ricardo Álvarez recibió los votos de BNG y PSOE, que fueron insuficientes para continuar en el cargo.

 

También salió adelante una moción del BNG sobre la autovía de la Costa da Morte, con la abstención del Partido Popular.En el turno de ruegos y preguntas, el socialista José Antonio Miñones se preocupó por la situación de los montes Gorreis y Milleira.

 

Una moción de Independientes por Vimianzo también fue aprobada, y por unanimidad. Se acordó dar prioridad en próximos planes de obras a la mejora del patio del colegio San Vicente y de la calle Tedín. No prosperó la moción del mismo grupo sobre el supuesto acoso a trabajadores municipales y otra de los no adscritos sobre una denuncia contra el ejecutivo local.

 

El portavoz del Partido Popular planteó varias cuestiones. Juan Carlos Amado demandó mejoras en el entorno de la fuente de Serramo, y que se recuerde con una calle al beato Carmelo Juan.Asimismo Amado Sambade se interesó por una subvención recibida por el ayuntamiento para la Faguía de Carnés y pidió más apoyo municipal para este evento.

 

FOTOS- Pleno Vimianzo-Archivo Anosacosta