R.L.-Camariñas

La mejor época de ventas de marisco y pescado está a las puertas, ya que en verano estos productos alcanzan los mejores precios y hay una alta demanda, por ello los profesionales intentan cuidar los bancos marisqueros. En Camariñas estos días han partido dos cerqueros a aguas del Cantábrico para abrir la costera de la anchoa, como cada año. Con todo las cifras de barcos que ya llegaron a aguas de Santander o el País Vasco está lejos de las de hace un lustro, y media docena de cerqueros de la zona estarían presentes, cuando hubo picos de hasta veinte embarcaciones en anteriores costeras. Este año el sector demanda la habilitación de la pesquería en nuestras aguas ya que se a detectado un buen banco de bocarte al sur de Fisterra y de hecho hace dos meses el producto llegó de forma abundante y excepcional a nuestras lonjas.

 

En cuanto a los bancos marisqueros, los percebeiros de Camelle y Camariñas están reservando zonas vedadas para poder ir a faenar en la campaña del verano cuando los precios suben. El material que se puede ver en estos puntos es de gran calidad, lo que llama la atención de muchos paseantes de la costa o pescadores deportivos, también de furtivos.

 

Por ello las cofradías extreman la vigilancia de los bancos de día y de noche, dotando de mejores medios a sus vigilantes. El patrón mayor de Camelle Xosé Xoán Bermúdez advierte a los furtivos de las multas y a los profesionales que no respetan las reglas de la posibilidad de quedar sin permisos de explotación. En esta época por las condiciones climáticas es mejor el acceso a ciertas zonas en donde hay buen producto y por ello se incrementa el furtivismo.

 

 

En Camelle y en la ría de Camariñas están en plena veda del pulpo por lo que muchos pescadores han cambiado de arte y otros se ocupan en la recolección de mejilla para una empresa conservera, en previsión de dotar a nuevas bateas que se pretenden instalar en la ría. Hoy la federación provincial de cofradías debate sobre el estado del recurso y el plan de explotación del pulpo.

 

En Camelle son partidarios del paro biológico pero financiado por la Xunta, algo que la administración rechaza. Las mayores empresas de envasado de pulpo de la provincia están en Camariñas, dos en Ponte do Porto y una en Xaviña, aunque ésta última prevé llevar su nueva ampliación a Lalín, quejándose de falta de ayudas y limitaciones para hacerlo en la zona.

 

Con todo, las tres cuentan con almacenes en el sur de España y Marruecos, pues no pueden abastecer la demanda solo con nuestro pulpo, un producto que este año ha tenido unos precios de récord pero con la mitad de capturas en la Costa da Morte. La falta de pulpo en el invierno llevó incluso a una de ellas, Galllego Pereira, a dedicarse unos meses al envasado de castañas, pues posee terrenos en Lugo de los que se abastece.