Los promotores de la candidatura del geodestino Costa da Morte como World Surfing Reserve WSR hicieron la presentación pública de la carta en la mañana del lunes en la Casa de Man de Camelle, en donde fue presentado el programa WSR por parte del embajador de la entidad internacional gestora, la lectura pública de la candidatura y una salida de visita al Cementerio de los Ingleses. El escritor e investigador local Rafael Lema realizó al embajador y a los presentes una disertación sobre los valores culturales e históricos del lugar. Entre los presentes estaban los alcaldes de Camariñas, Fisterra, Laracha, y muchos miembros del sector del surf comarcal.

Geodestino Costa da Morte World Surfing Reserve

Los promotores de la candidatura del geodestino Costa da Morte como World Surfing Reserve son 25 entidades, entre las que hay profesionales del turismo, deportistas de surf y cargos públicos, con el apoyo de la Deputación da Coruña que presentaron el acta por medio del diputado provincial Xosé Regueira este lunes durante la visita del representante para Europa de la Save the Wave, Tony Butt.

Regueira destacó los valores de la comarca, con muchas playas aptas y variados tipos de olas, de rompientes y tipos de vientos favorables en cada arenal. Citando como ya en 1972 aparece el primer surfista en la zona, desde 1991 en Razo existe un surf camp, y en muchos arenales se viene realizando pruebas de competición regional. Regueira informó que la ley estatal ya reconoce la protección de las olas y que también se podría hacer previamente un reconocimiento local de la reserva a iniciativa del sector. La Comisión Operativa del proyecto informó del documento de la candidatura y la visita de Tony Butt, representante para Europa de Save the Waves.

La iniciativa intenta convertir la comarca en la segunda Reserva Mundial de Surf declarada en Europa, tras la portuguesa Ericeira, y la doce a nivel mundial. La idea según los promotores es «asentar e promocionar o deporte no xeodestino Costa da Morte, a través da protección e posta en valor das ondas, que consiga sentar as bases para avanzar no artellamento dun modelo de desenvolvemento sostible arredor do surf».

Tony Butt es uno de los asesores que forman parte del jurado mundial de 14 miembros que decide por unanimidad cada año que lugar es apto para ser reconocido. Solo dos miembros son europeos, siendo el otro el representante portugués. El técnico describió los requisitos y valoró las opciones de la comarca que podría convertirse en la reserva más grande del mundo, según él, ya que en las otras referencias se suele certificar una playa determinada o incluso una ola reconocida a nivel mundial.

Valores naturales, arenales bien conservados y mucho espacio

En el deber de la candidatura no hay un sitio icónico de referencia muy conocido entre los surfistas, o competiciones internacionales, pero son aspectos que el personalmente no valora tanto. Sí cuenta a su entender con muchos puntos fuertes, por sus valores naturales, poco urbanismo en arenales bien conservados, agua limpia, y sobre todo mucho espacio que posibilitan el deporte casi todo el año. En el informe se valora contar con un embajador del mundo del surf, vínculos culturales reconocidos y posibilidades económicas del sector.

El asesor recordó que el título conlleva la implicación local en el mantenimiento de la condiciones y la protección de las olas, ya que no quieren que en la zona se puedan dar problemas creados en otras recientes candidaturas como la portuguesa, en donde tras la declaración hubo un gran impulso del surf y el turismo en general que hizo crecer la localidad y masificar las visitas en una zona con olas no aptas para principiantes.

La entidad mundial intenta solucionar problemas en las áreas protegidas, contra intervenciones urbanísticas, vigilando la calidad del agua, los efectos del cambio climático, los residuos, protegiendo las olas en peligro con campañas internacionales ante un problema. citó que están el la lista algunas reservas mundialmente conocidas como Malibú y Santa Cruz En California, Juandancho en Perú, Todos Los Santos en México, Punta Lobos en Chile, Noosa en Australia, Punta Borinquen en Puerto Rico, y otras en Brasil, USA y Australia.