A partir del próximo 31 de agosto la empresa “Aguas Vecinales da Ponte do Porto S.L”. dejará de prestar el servicio de suministro de agua a la parroquia porteña, en su amplia mayoría conectada a esta red vecinal que llevaba varias décadas operativa.

Ahora, los vecinos deberán darse de alta en la casa consistorial para tener servicio, abonando en concepto de alta, unos 144,82 euros. El alquiler del contador y consumo, van aparte.

La intención de la alcaldesa de Camariñas, Sandra Insua Rial, es reunirse con los responsables de Augas de Galicia, para conseguir la cesión de la actual captación, aunque explica que “terá que ser máis adiante xa que agora mesmo non é viable, porque hai que facer unha serie de trámites previos e coñecer as condicións da concesión”.