Rafael Lema

En la provincia y en la comarca el comercio de proximidad no pasa por su mejor momento, por eso resulta sorprendente que en una localidad como Ponte do Porto en una semana se abran cinco comercios. Cuatro de estas nuevas iniciativas empresariales nacieron este fin de semana, en apenas dos días, y todas en manos de jóvenes del entorno, dos hombres y dos mujeres.

 

Así el fin de semana una joven abrió una pastelería en la calle Curros, en el local da Casa Sabino en el cruce de Camelle. Otra chica del municipio se decidió por la apertura de una peluquería en el popular barrio de Outeiro. En la calle Curros un joven abrió un gimnasio y otro una carnicería en el paseo de Gándara.

Segundo tanatorio en Ponte do Porto

 

A estos cuatro comercios se une esta semana la inauguración del segundo tanatorio, esta vez en la calle de A Esquipa a cargo de pompas fúnebres Pombo. El local ya está habilitado con todos los servicios de este tipo, tras una fuerte inversión y muchos años de espera, por lo que ya puede ser usado, pero la apertura oficial está prevista para esta semana.

 

Estas noticias suponen un revulsivo para esta villa de 1.300 vecinos pero que ejerce de nodo comarcal sobre otras siete parroquias. La asociación vecinal Río do Porto lleva a cabo campañas de promoción comercial, y se ha reactivado la feria bicentenaria, con la oferta de un nuevo mercado los miércoles, con gran éxito de público y puestos, que complementa las ferias del mes.