La operación “Old Woman” se saldó con la detención de una mujer , vecina de Ponte do Porto, Camariñas, por un presunto delito de tráfico de drogas.


Según la Guardia Civil la investigación arrancó fruto de las quejas vecinales tras el aumento de venta y consumo de drogas en Ponte do Porto, lo que producía entre los mismos una sensación de inseguridad e impunidad”.


Las indagaciones llevaron a situar el foco sobre una vivienda situada en la localidad de Ponte de Porto, donde se observaba un importante movimiento de consumidores habituales de drogas de los Ayuntamientos colindantes,los cuales permanecían en el interior de la vivienda por un breve espacio de tiempo.


Se pidió una orden judicial para registrar la citada vivienda en donde se localizó una importante cantidad de dosis de cocaína, hachís y marihuana, así como distintos artilugios para el corte de la droga, básculas, dinero, ordenadores, diversa documentación, y más de una decena de teléfonos móviles.


Se detuvo a una vecina de la localidad y se considera desarticulado un importante punto de venta de sustancias tóxicas. En el operativo participaron agentes de la Guardia Civil de Vimianzo y Camariñas que siguen investigando la “posible existencia de otras personas implicadas en el hecho delictivo”.