Image
El conflicto del Cementerio de Santa Comba se recrudece. Aunque el caso ya está en los tribunales, un grupo de propietarios ha difundido un duro comunicado en el que acusan al constructor José Bardanca de trasmitir la propiedad de los nuevos panteones al cura de Santa Comba.

Un grupo de propietarios de panteones de la ampliación del Cementerio de Santa Comba han difundido un comunicado en el que acusan al párroco local, José María Pintos y al constructor José Bardanca de negarse a dialogar para buscar un arreglo al problema de la necrópolis tratando de imponer los acuerdos establecidos entre ambos.
Estos propietarios denuncian  que “sin decir, nada a escondidas los panteones, comprados y pagados por nosotros, fueron trasmitidos por Bardanca al señor cura de Santa Comba”. Indican además que el párroco xalleiro actúa como si los nichos fueran suyos.

Image

Dicen que “El Señor cura se ha hecho con un patrimonio de 128 millones de pesetas sin poner un solo duro, y Bardanca no sabemos lo que ha obtenido de esa venta o trasmisión  porque hasta el momento se ha negado a contestar a las cartas que le fueron remitidas por nuestro abogado”.

En su comunicado  creen que esa presunta venta es nula, ya que  los legítimos propietarios son estos vecinos y la tildan de “supuesta y fraudulenta”. También critican que el párroco loca, Sr. Pintos, pretenda aumentar las condiciones económicas establecidas en el contrato de compra. Y recuerdan que esta asunto está ahora en manos de la Justicia, porque fue la única vía posible porque el párroco como el constructor “solo aceptan imposiciones”