Las augas del río Xallas, a su paso por el entorno de la playa fluvial de Esmorode, en la parroquia de Alón, han acogido centenares de truchas muertas, como consecuencia de un vertido de origen desconocido, del que se dio cuenta el pasado miércoles.

Efectivos de Protección Civil recogieron unos 471 salmónidos, pero según informa el periódico Adiante Galicia la cantidad supera las mil truchas.

Siguen las labores en Esmorode

Se mantiene abierta la investigación y se está pendiente de la necropsia de varios ejemplares, así como de recoger más peces muertos, siguiendo las medidas oportunas para no perjudicar el cauce fluvial en la zona de Esmorode.

El alcalde, David Barbeira, estuvo este jueves comprobando el trabajo de los agentes medio ambientales y de Protección Civil, y lamentó lo sucedido. Desde la sociedad de pesca Xallas de Santa Comba también ha lamentado esta “desfeita”.