//Cristóbal Mourín//


El Campo da Feira de Santa Comba fue escenario de una imagen poco usual. En días de poco movimiento por las restricciones provocadas por el coronavirus, un helicóptero medicalizado de Urxencias Sanitaria-061 tuvo que aterrizar en esta céntrica plaza.


El motivo era trasladar al CHUAC coruñés a un vecino de la localidad que presentaba heridas de gravedad. Se había caído, desde varios metros, a un patio de luces del edificio de la calle Miraflores, muy cerca del Campo da Feira.


En el operativo también participaron efectivos de la Policía Local y sel Servicio Municipal de Protección Civil de Santa Comba.