La empresa se compromete por escrito a cambiar la ubicación del transformador.

 

Los operarios de una empresa larachesa colocaron un transformador eléctrico en la localidad de O Cubelo(Santa Comba) en un emplazamiento que cuenta con el rechazo de los vecinos y que incluso provocó una protesta en el pleno xalleiro.

 

Después de un intento fallido de instalarlo y con los vecinos concentrados en la zona hubo un acuerdo. Tuvieron que pasar varias horas pero al final la persona más afectada por el impacto visual del aparato de Electra Santa Comba, aceptó que se depositara el transformador provisionalmente y con un compromiso escrito de que se buscaría otra ubicación más alejada de la casa de Graciela Rodríguez.

 

 

 

En la negociación participó la alcaldesa de Santa Comba, María Pose, y el edil de obras Javier Facal, así como el representante de la compañía eléctrica, ante la mirada atenta de grupos e vecinos que criticaron por activa y por pasiva la ubicación inicialmente planteada.

 

 

En O Cubelo también estuvieron presentes los ediles socialistas, José Antonio Ucha y Estefanía Calvelo y el secretario local de Compromiso por Galicia, David Barbeira.