Celta y Deportivo viven realidades antagónicas

Por o 13 abril, 2018

By Harpagornis [CC BY-SA 4.0], from Wikimedia Commons 

 

Los dos representantes del fútbol gallego en la máxima categoría del fútbol nacional encaran el tramo final de la competición con objetivos muy dispares.

 

El Celta de Vigo no renunciará a la posibilidad de retornar a Europa tras la ausencia de esta temporada, mientras que el Deportivo de La Coruña apurará sus escasas opciones de mantenerse en Primera División. En definitiva, Celta y Deportivo viven realidades antagónicas porque no siempre llueve a gusto de todos.

 

El Celta, a cuatro puntos de Europa

 

La felicidad, que hace unos años irradiaba el ‘Súper Dépor’ le llevó a pasear por Europa la bandera de Galicia con aquella mítica eliminatoria contra el AC Milan en la temporada 2003/2004 como punto álgido, ahora la encarna el eterno rival.

 

El Celta ha tomado el relevo salvando las distancias. Los celestes rozaron la gloria en la Europa League hace dos años y se fueron con la cabeza alta tras caer en semifinal ante el campeón en aquella edición: el Manchester United. Volver a la competición que le dio prestigio internacional se ha convertido en el objetivo en las últimas siete jornadas.

 

Al ritmo que marca Iago Aspas, el Celta es uno de los muchos equipos que pugnará en el sprint final por terminar en las plazas que dan derecho a representar a LaLiga Santander en el segundo torneo continental en importancia y que tan bien se le da a los equipos españoles porque el Atlético de Madrid está en condiciones de alzarse con el trofeo este año, según señalan las cuotas de las diferentes casas de apuestas. Los principales adversarios de los rojiblancos son el Arsenal y la Lazio.

 

El reto es matemáticamente posible porque el Celta parte con una desventaja de cuatro puntos con respecto al Villarreal, que es sexto y que marca la frontera. El duelo directo con los castellonenses tendrá su importancia a la hora de sacar cuentas. Es uno de los rivales directos ante el que debe apuntarse el golaveraje particular porque no hay duda de que la clasificación está en esta zona extremadamente igualada. Al margen de jugar contra el Villarreal, el Celta debe enfrentarse al Leganés, el Barcelona, el Valencia, el Real Madrid y el Levante, sin olvidar el derbi del próximo 6 de mayo.

 

En caso de igualdad, las diferencias las marcan las individualidades y los celestes pueden presumir de contar con el delantero español más en forma. Aspas lleva 19 goles y ya ha igualado su mejor marca goleadora en Primera tras el ‘hat-trick’ que firmó ante el Sevilla en Balaídos.

 

En esta línea de efectividad, Julen Lopetegui no tendrá más remedio que llevar al atacante de Moaña al Mundial de Rusia. Aspas se ha convertido en un habitual de las listas del seleccionador y ha sido parte activa durante la fase clasificación de España. Harina de otro costal es que se haga con la titularidad ante la mucha competencia con la que cuenta para el puesto de nueve. No hay que olvidar que se jugará un puesto con Diego Costa y Álvaro Morata, entre otros delanteros.

 

 

El Dépor, en busca de un imposible

 

La realidad del Celta y de Aspas contrasta con la del Deportivo. La victoria del Levante sobre Las Palmas restó valor a los tres puntos que los hombres de Clarence Seedorf sumaron frente al Málaga porque la salvación sigue estando a ocho puntos con la diferencia que queda una jornada menos por disputarse.

 

El Dépor está obligado a ganar todo lo que tiene por delante y esperar algún tropiezo del bloque ‘granota’, que lleva cinco encuentros seguidos puntuando. Pese a la delicada situación que atraviesa el club, el vestuario, por medio del entrenador, ha lanzado un mensaje de optimismo para contar con el apoyo de la afición hasta que la calculadora permita soñar con la permanencia. Dice el calendario que las siete finales que los coruñeses tienen por delante serán contra el Athletic Club, el Sevilla, el Barcelona, el Villarreal, el Valencia y el mencionado derbi gallego ante el Celta que puede ser decisivo para su futuro.

 

Desde su último ascenso a Primera en 2014, el Deportivo ha vivido en constante agonía porque su mejor clasificación ha sido un decimoquinto puesto en la 2015/2016. Esa experiencia a salir airoso de situaciones límite es el mayor arma con el que cuenta frente al Levante porque la batalla es un cara a cara entre ambos, al estar el Málaga y Las Palmas con un pie y medio en Segunda División. Los gallegos deberán afrontar los partidos más importantes del curso sin Muntari, que se había convertido en una pieza clave en el sistema del técnico holandés.

 

El medio tiene para un mes en la enfermería tras la lesión que sufrió ante el Málaga. A su favor hay que decir que el siguiente rival del Levante es el Atlético de Madrid, por lo que tiene opciones de recortarle tres puntos en caso de ganar en San Mamés al Athletic.

Comentarios

Comentarios

Debes estar registrado para comentar Login

Aviso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en el siguiente enlace: Más Información