El Real Club Deportivo de La Coruña está viviendo una auténtica pesadilla en estos primeros compases de competición, ya que el comienzo de LaLiga SmartBank ha demostrado que conseguir el ascenso va a ser algo muy difícil para el conjunto gallego. De hecho, el inicio prometedor de los herculinos, que comenzaron la temporada imponiéndose al Real Oviedo, se vio rápidamente truncado por una mala racha de resultados que no se vivía en las últimas tres décadas.


Así, acto seguido el Dépor encadenó cuatro derrotas consecutivas que le relegaron a la zona baja de la tabla clasificatoria, de la cual no ha conseguido resurgir aunque haya experimentado una cierta mejora en su nivel de juego. Eso sí, una de las cosas que caracterizan a la Segunda División española de fútbol es que todo es posible, por lo que los blanquiazules necesitan reconciliarse con su afición para que vuelvan a creer que el ascenso es posible. Además, esta crisis en el nivel de resultados choca frontalmente con el proyecto que ha generado el club, ya que de cara a esta temporada ha decidido transformar por completo el organigrama deportivo para tratar de potenciar la capacidad de todos sus equipos.


Los gallegos se encuentran cada vez más lejos de un posible ascenso


Uno de los aspectos clave que refleja la crisis del Deportivo de La Coruña se puede observar en los pronósticos deportivos que realizan los grandes analistas de fútbol y las principales casas de apuestas, ya que todos coinciden en que los blanquiazules cada vez tienen más difícil lograr un posible ascenso hacia LaLiga Santander (e incluso colarse en los puestos que permiten disputar los playoffs de ascenso). De hecho, si observamos las apuestas de los próximos partidos, el Dépor ni siquiera llega como favorito indiscutible a los encuentros que se disputan en el Abanca-Riazor.


Este dato es muy representativo, ya que los gallegos encadenaron diez encuentros consecutivos sin perder como locales en el arranque del anterior curso liguero, algo que les permitió mantenerse durante el resto de la temporada en la zona alta de la tabla clasificatoria. En cambio, ahora parece que a los equipos rivales ya no les asusta viajar a Galicia, algo que debe remediar con urgencia un Juan Antonio Anquela que es cada vez más cuestionado por los aficionados.


La mejoría en defensa, una obligación de cara a los próximos meses


Por último, debemos destacar que la primera razón por la que el Deportivo de La Coruña se encuentra tan abajo en la tabla clasificatoria, se debe a las facilidades que está concediendo en materia defensiva. De hecho, es uno de los conjuntos más goleados de LaLiga SmartBank, ya que le cuesta mucho esfuerzo mantener su portería imbatida durante todo el encuentro.


Esto ha propiciado que se deje por el camino varios puntos que pueden ser muy valiosos en el tramo final de esta temporada, especialmente cuando los puestos de playoffs se suelen decidir en pequeños detalles. Además, el conjunto gallego tampoco consigue fluir cuando se acerca al área rival, desaprovechando muchas de las ocasiones que genera.