Nos llama la atención esta noticia publicada en la Voz de Galicia edición de CEE. Queremos que comentéis vuestro punto de vista acerca de los sueldos de vuestros respectivos políticos. ¿Nos salen caros los sueldos?

Los políticos locales costarán a las arcas municipales más de 1,5 millones de euros al año. En los últimos días se aprobaron las dedicaciones parciales y exclusivas que quedaban pendientes, con lo que ya está completo el cuadro correspondiente a la Costa da Morte.

Si se tiene en cuenta el padrón aprobado en el 2006, cada vecino de la comarca -y en la cuenta entran también los menores de edad, pensionistas y jubilados- dedicaría una media de 13,3 euros al año a pagar sueldos de políticos. Se trata de los fondos para los sueldos directos. A ellos habría que sumarles los gastos por asistencia a plenos y órganos colegiados de los distintos ediles y las dietas por desplazamientos, entre otras cosas.
Si se mide el gasto en salarios a concejales en función de los habitantes de las distintas localidades, las diferencias son grandes.
Así, Muxía sería el municipio que más barato sale a sus vecinos: con 8,17 euros al año cada por cada habitante -menos que lo dejan muchos a las comisiones de fiestas- resolverían los salarios de su alcalde y de la única edil con dedicación.
Justo en el otro extremo, en la parte más alta de la lista, se sitúa Corcubión. Allí, los cuatro sueldos de los tres ediles del Grupo Nacionalista de Corcubión y el de la edil del PP suponen casi 60 euros al año por vecino, en la localidad más pequeña y menos poblada de la Costa da Morte.
El Ayuntamiento que más gasta en políticos es el de Carballo, pero las cuentas por habitantes son relativamente asequibles: 8,4 euros al año.
El gasto sube, en general, en la misma medida que se reduce la población. Así, en Dumbría son algo más de 17 euros por persona, más de 15 en Zas, por encima de 19 en Cabana y casi 23 en Laxe, donde suman menos de 3.500 vecinos.
Un indicador de la carga que los salarios suponen para los municipios es el porcentaje de gasto que significan con respecto a los presupuestos municipales.
De nuevo los municipios menos poblados salen peor parados, aunque hay excepciones. Así, en Cerceda, con casi 32 millones de euros al año para gastos municipales, los políticos se llevan un total de 104.000 euros. Supone tan sólo el 0,33 por ciento del presupuesto municipal.
En el otro extremo, en la parte alta, vuelve a estar de nuevo Corcubión: gasta más que Cerceda en sueldos con 1,8 millones de euros en los últimos presupuestos aprobados. Es decir, se llevan más del 6 por ciento de todo lo que ingresa el municipio, y más del 10 por ciento si se tienen en cuenta sólo los fondos destinados a gastos de personal.
En el resto de los casos, los porcentajes no son ni tan bajos como en Cerceda ni tan elevados como en Corcubión. Malpica destinaría un 1,14 por ciento de sus fondos de la última anualidad para las dos dedicaciones exclusivas, siendo el municipio que menos carga sus presupuestos después del de Cerceda, y Fisterra emplearía un 2,88 por ciento de sus recursos, siendo el segundo más caro en función de sus fondos, después de Corcubión.
El resto de los municipios oscilan entre el 1,26 por ciento de Carballo y el 2,21 por ciento de Cee.
Con todo, se trata de cifras que varían según cambian las circunstancias financieras de las distintas localidades. Así, no es habitual que Vimianzo tenga unos presupuestos de 7,3 millones. Si bajan el año próximo, el porcentaje actual destinado a salarios, 1,4 por ciento, subirá.
En casi todos los plenos se debatieron los salarios que percibirán ediles y alcaldes. La justificación de quienes aspiraban a cobrar suele repetirse cada cuatro años: a veces lo barato sale caro, y al revés. Desde ahora, a hacer cuentas.