El PP pide un pleno extraordinario mientras el alcalde asegura que confía en la justicia y espera que “todo se arregle”.

Foto Roberto Rúa

 

Camariñas es un hervidero de comentarios desde que se conoció la sentencia condenatoria por prevaricación del alcalde, Manuel Valeriano Alonso de León “Pichurri”.

Pero los últimos días han sido especialmente movidos en la villa de los encajes. El pasado viernes se celebró una concentración de apoyo a Pichurri, en donde un grupo numeroso de vecinos expresó su apoyo al regidor (Una pancarta decía , Pichurri amigo, o pobo está contigo). También estuvieron los alcaldes socialistas de Dumbría, Muxía y Corcubión. El alcalde independiente de Cee, Ramón Vigo, ofreció su apoyo a través de las redes sociales.”Confío na xustiza e espero que todo isto teña arreglo” declaró Pichurri ante las personas concentradas.

Se  filtra una conversación telefónica

Ese mismo día se celebró un pleno, que el alcalde despachó en pocos minutos. La oposición había preguntado sobre la condena de cuatro años de inhabilitación y sobre el otro tema de actualidad, la filtración de una conversación telefónica de la teniente de alcalde, Sandra Insua. No hubo respuesta. La recibirán en el próximo pleno. El Bloque difundió un comunicado para volver a pedir la dimisión del alcalde y que el PSOE facilite un cambio tranquilo.

Sobre la conversación telefónica corrieron los comentarios por todos los “recunchos” del municipio. En la misma, Insua hablaba con un vecino sobre puestos de trabajo. La propia edila salió a la palestra para asegurar que se trataba de una conversación privada que estaba manipulada, y que se sentía víctima de una campaña orquestada por el Partido Popular.

Ahora el Partido Popular anuncia la petición de un pleno extraordinario para que el alcalde responda as las preguntas que quedaron pendientes. La polémica en Camariñas, lejos de detenerse, parece que sigue in crescendo.

1 COMENTARIO

  1. La justicia dira en poco tiempo si Pichurri podra seguir en su cargo, pero no la decision de unos trasnochados delirantes, faltos del deleitante calor con que el pueblo arropa a sus dirigentes electos por voluntad popular. En dos años quizas puedan elaborar alguna propuesta, aunque sea una sola,pequeñita, minuscula y lograr convencer al pueblo de Camariñas que pueden hacer las cosas mejor. Aunque como dice el refran «no le pidamos peras al olmo»

Comments are closed.