Aunque el repertorio de mensajes fue variado, en esencia, lo que quisieron trasladar este sábado los vecinos de Grixoa de Esternande y San Salvador, es que quieren que se cumpla con la vieja promesa de la carretera y sin demoras.

Armados de megáfonos, pancartas y hasta con la reproducción de un ataúd, los vecinos de estas dos parroquias, apoyados por personas procedentes de otros lugares, recorrieron las calles de Santa Comba para pedir una solución a un serio problema que tienen, el de una carretera tercermundista de la que se habla mucho pero se hizo muy poco.

Lanzaron críticas al PSOE y al PP, con alusiones directas a sus respectivos portavoces.Y anunciaron que seguirán con protestas si no hay respuesta a su demanda.

La manifestación que partió de la Casa do Concello se dirigió hasta la Casa da Cultura, en donde hubo una concentración, con distintas intervenciones, y el regreso posterior al punto de partida.

Los promotores quedaron contentos con la respuesta popular en una fecha que coincidió con la feria xalleira. Aseguran que “están fartos” de esperar mejorar en una vía que supone un auténtico peligro.