El avicultor panameño Jacobo Lacs fue el broche a varios meses de entrevistas a personajes relacionados con el mundo de los pájaros. Lacs tiene la mejor colección de aves exóticas del mundo con variedades clásicas únicas a nivel mundial y mutaciones naturales también excepcionales.

“Es el avicultor de los avicultores”. Lo dice otro “crack” que pasó por Radio Xallas, Tony Silva. Toda una institución para los loreros. Autor de su biblia: “Psittacultura. Manuel de cría y manejo de loros”. Tony Silva ya ha participado en varias ocasiones en el programa que presenta Xosé Manuel Lema.

Y a cualquier persona que se le mencione la palabra loro, seguramente le vendrá a la cabeza un centro de referencia en el mundo como es el Loro Parque. Y en “Na Encrucillada” fueron entrevistados el director científico, Rafael Zamora y el director de los Servicios Veterinarios y Laboratorio , Nuhacet Fernández.

“Por aquí pasó el Mickael Jackson y el Bruce Springsteen del mundo de las aves “. Señala Francisco Javier Rodríguez Penedo, prestigioso criador pontevedrés y secretario de la asociación de cría de animales exóticos(ACAE-Galicia). Penedo es el gran culplable que esta pléyade de estrellas de la avicultura se citen en la emisora pública del ayuntamiento de Santa Comba.Halcones, faisanes, loros, ocas, periquitos, ninfas, canarios, guacamayos… fueron protagonistas en esta emisora.

Cualquier aficionado o persona que se moleste en buscar durante unos minutos en Google se dará cuenta del logro de Radio Xallas. El equipo de gala se completa con Javier Pérez Docampo, Fernando Osoro, Luis Prieto, Iñaki Hernández, Albert Clemente, Rafael Prol, Lino Vázquez,Joaquín Laliena, Ana Guisantes, Iván Robles, Jaime de Torre, Álex Lacchein o Juan Ávalos. Y posiblemente nos olvidemos de alguno. El programa también ha abierto el programa al mundo de los reptiles y anfibios con Antonio Folch o José María López.

NA ENCRUCILLADA ya tradicionalmente viene prestando mucha atención al mundo de la ganadería y de la agricultura, y a la problemática de la fauna salvaje. Pero en los últimos ha volado un poco más alto. Nunca mejor dicho. Y parece que las sorpresas no han terminado.