Primera derrota del equipo de Gelucho en su campo de Fontenla, y la verdad no se puede decir que sea injusta. Enfrente tuvo a un equipo, el Ciudad de Santiago, que se demostró muy sólido, con mucho oficio y con velocidad y pegada en ataque.

La primera parte transcurrió sin apenas ocasiones, con los dos equipos muy pendientes de que el rival tuviera espacios y con demasiado centrocampismo. Los locales sólo llegaban en alguna acción a balón parado o con las incorporaciones de Diego Castro por la izquierda. Los de Luisito buscaban la contra con velocidad o el balón en largo para la dejada de Changui. Atrás, sin riesgos.

Todo cambió en la reanudación. Josito empezó a aparecer entre líneas y a hacerse dueño del partido. Changui avisó al minuto del segundo tiempo y volvió a estar presente en la jugada del primer gol. Un trallazo suyo no pudo ser detenido por Iván Campos y el rechace lo aprovechó Jano, en el primer balón que tocaba en el partido. En ese primer cuarto de hora, los santiagueses fueron muy superiores, con un Rafa pletórico por la derecha. De sus botas y de un mal bote, nació el tanto de la sentencia.

Después fue un querer y no poder por parte del Santa Comba, que apenas pudo superar la telaraña defensiva del Ciudad, en el que Pepe Rico se hizo amo y señor del centro del campo.