google

Aquellas páginas con un tiempo de carga menor contarán con prioridad para aparecer en los resultados de las búsquedas. Desde hoy la relevancia, los acuerdos económicos o el page Rank no serán los únicos factores que situarán a una página en las primeras posiciones tras una búsqueda realizada con Google. La compañía ha anunciado que ha añadido un nuevo factor a su algortimo que también determinará la clasificación de los resultados: la velocidad de carga de una web.

Los ingenieros de Mountain View, Matt Cutts y Amit Singhal lo manifestaban así en un blog oficial de la casa: «Habréis oído que en Google estamos obsesionados con la velocidad, en nuestros productos y en la web. Como parte de este empeño, hemos incluido una nueva variable en nuestros algoritmos de búsqueda: la velocidad del sitio».

Así, las webs más rápidas en cargarse tendrán un mejor posicionamiento en el buscador. La medida tiene su lógica ya que, según afirman desde la enseña de la gran G, “cuando una página web es lenta, los visitantes pasan menos tiempo en ella”.

No obstante, el factor rapidez tendrá menos peso en el posicionamiento que las palabras clave o el número de referencias a una página desde otras de terceros.

Para que los desarrolladores de websites e ingenieros comprueben la velocidad de sus creaciones Google ha puesto a su disposición varias herramientas de medida.

Más información en www.siliconnews.es