Aparece la primera cita de la Costa da Morte

Por o 21 mayo, 2012

Primera cita de A Costa da Morte

Se convierte en la primera, por el momento, y data de 1904.

Un viejo ejemplar del diario coruñés El Noroeste de enero de 1904 es por ahora la primera referencia escrita del topónimo Costa da Morte. El hallazgo se produjo este fin de semana gracias a una labor de investigación que llevaba a cabo Xosé Manuel Lema Mouzo buscando información sobre la vida social y cultural en la Costa da Morte antes de la la guerra civil en la hemeroteca del centro Blas Espín de Ponte do Porto que guarda fotos, revistas y periódicos antiguos.

Lema se detuvo en un grupo de viejos diarios coruñeses y vio una crónica sobre tres naufragios en esta comarca en un la portada de un ejempar del diario El Noroeste de enero de 1904. Se trataba de los accidentes del Kenmore, Draga Rosario D2, y la goleta Francisca Rosa, caidos en Traba de Laxe, Santa Mariña y Lobeira en la noche del 11 al 12 de enero a causa de la niebla. Consultando mi libro “Costa da Morte un país de sueños y naufragios” pudo comprobar que hasta el momento la cita más antigua documentada de este nombre era la de la escritora inglesa Annette Meakin, de enero de 1908, en inglés. La cita española era de un artículo sobre el románico de Fisterra de Salvador Garcia de Pruneda de agosto del mismo año. Por lo tanto este nuevo hallazgo atrasa en cuatro años exactos la primera fecha hasta ahora conocida. Meakin aclaraba que el nombre era ya en aquella fecha conocido entre los marinos ingleses por los naufragios de sus barcos en la costa cercana a A Coruña.

En la citada obra “Costa da Morte un país de sueños y naufragios” publicada este año se indica que el topónimo tenía poco más de un siglo, habia nacido en medios ingleses tras el naufragio del crucero torpedero inglés HMS Serpent en Punta do Boi, Camariñas, y ampliada junto a la leyenda negra de los raqueros en la prensa coruñesa de primeros de siglo. Además, al igual que todos los documentos escritos aparecidos en la prensa y libros desde 1904 a 1930 con esa acepción siempre se hace referencia a la peligrosidad de esta costa, causa de siniestros marítimos y no a otras teorías. El autor de esta primera cita de 1904 no es otro que el responsable de la edición y de la línea editorial, el periodista coruñés José Lombardero.

Esta primera cita documentada aparece en la primera página del diario coruñés El Noroeste, del 14 de enero de 1904, año IX, número 3306, dirigido por José Lombardero Franco de 1896 a 1918. El diario en primera plana en letras de molde titula un apartado “Siniestros Maritimos” y debajo se lee el titulo del artículo “Tres buques náufragos”. Debajo, aparece destacado en negrita el inicio del reportaje con la expresion “La costa de la muerte”. La crónica en varias páginas cita la noticia de la desaparición de tres barcos a causa de la niebla en la zona entre cabo Vilán y punta Roncudo, delimitando por primera vez el espacio mencionado con el topónimo. Más tarde va aportando nuevas informaciones dadas por consulados, alcaldes, alcaldes de barrio, como el de Santa Mariña en Camariñas, y el trabajo del “reporter” del diario que trabaja en la verificacion de los datos.

Al final se da cuenta del naufragio del carbonero inglés Kenmore en la playa de Traba de Laxe, con 30 hombres de tripulación y ocho muertos. Era un barco de casco de acero de 3.767 toneladas, con 350 pies de eslora, 45 de manga y 15 de puntal, y habia sido construido en Glasgow en 1878. La draga holandesa Rosario D2 hundida en la punta de Veo en Santa Mariña, con 15 hombres de tripulación, salvados mediante un cable por la Compañia de Salvamento de Náufragos con base en Camelle. Era una draga de vapor de 700 HP que iba con destino a Rosario de Santa Fe en Argentina, propiedad de la casa armadora Smit de Rotterdam, patroneada por el capitán holandés Cornelius Vanltenden. Y por último la goleta Francisca Rosa en Corcubión. Esta última era de Camelle, propiedad de Juan Barbeito Bugía y Federico Sánchez, dedicados al salvamento de buques y desguace. Finalmente ésta pudo ser recuperada. De hecho en el reportaje se cita que estos empresarios al igual que su vecino de Camelle, Antonio Casal, en estos días se encontraban retirando chatarra de varios buques naufragados recientemente entre Roncudo y Vilán.

El mismo año en otros dos artículos de El Noroeste se hace referencia al topónimo Costa de la Muerte, en concreto a un reportaje sobre el hundimiento de otro barco, el vapor inglés Yeoman, caído en Camelle el 10 de febrero. El tercer articulo de 1904 es una columna de opinión titulada “El Bardo”, firmada el 5 de noviembre el por un tal Micromegas, que se pregunta por la desaparición de la vida social y literaria de Eduardo Pondal en aquellas fechas y recuerda que “al lado de esta tristemente famosa Costa de la Muerte salió un día su voz”

Comentarios

Comentarios

Debes estar registrado para comentar Login