Image
El vibrante Campeonato de España  que disfrutamos en Santa Comba, nos dejó ver  a las estrellas xalleiras que brillan en el firmamento nacional del Horse Ball. Un ejemplo es Triana Lado.

Están ahí y brillan con luz propia. Muchas personas disfrutamos este pasado fin de semana con el Campeonato de España de Horse Ball en Santa Comba, y conocimos un poco más los entresijos de un deporte apasionante y que engancha. También comprobamos el buen ambiente que existe entre los deportistas de las diferentes autonomías, la buena capacidad organizativa del Centro Ecuestre do Xallas y de la Federación gallega de Hípica, la existencia de potentes medios especializados, y la supremacía de los catalanes. Nombres cómo Gil Carbones, Guillem Tañá o Pau Cros se me quedaron clavados en la memoria.

Pero también se confirma la buena salud de este deporte Galicia. Y me llena de orgullo poder referirme en esta columna, a la potencialidad de nuestra comarca. Ahí estuvieron con el equipo del “Fogar de Breogán”, nuestras estrellas. De Santa Comba, Val do Dubra, o Mazaricos. Les hablo del “Gran Capitán” Roberto Turnes, alma máter de este equipo. Pero también del xalleiro Julián Souto o de  Víctor Vázquez. Considero que es muy importante que nuestros paisanos destaquen en cualquier actividad. Y en el Horse- Ball somos potencia.

Image

Conscientemente me “olvidé” de otra deportista. Montando su caballo “Unicorn”, la mazaricana Triana Lado, tuvo un papel muy destacado en este Campeonato de España, llevando el timón del combinado gallego y siendo la máxima goleadora del torneo junto con la catalana Esther Algueró, con siete tantos. Garra, pundonor, y coraje son calificativos que cuadran perfectamente en la hoja de servicios de Triana en estos encuentros.

El papel destacado de nuestra amazona es sin duda otra excelente noticia que florece como consecuencia de esta exitosa competición, que aparte de deleitarnos durante unos días con su intensidad y buen ambiente, nos deja una reflexión para quién corresponda: Que se debe apoyar el horse ball en Santa Comba, porque hay afición, cantera y además somos potencia.