Punta Nariga está situada entre las Islas Sisargas, Cabo San Adrián y O Roncudo.

Faro de Punta Nariga

Llegamos desde la carretera de Ponteceso a Malpica, por Mens, en dirección a Barizo, y subiendo el monte Nariga, y atravesando un parque eólico, estaremos muy cerca de nuestro objetivo.

Este hermoso paraje está presidido por un moderno faro, construido en 1995 siguiendo el proyecto del arquitecto César Portela, que se refiere a este faro como “una obra clásica, en el sentido que opta por la reflexión, abandona el gesto, se despreocupa por las modas. Es el resultado de confrontar un programa muy preciso con un lugar muy característico, en el que se utilizó un lenguaje formal y constructivo sencillo,sin sofisticaciones”.

Hablamos del más moderno de los faros galaicos.

Su luz alcanza las 22 millas, y tiene una altura sobre el mar de 50 metros.  El entorno es un lugar que representa la esencia de la Costa da Morte, por la acción del mar, los acantilados y todas las características del bravo litoral  y del sentimiento de liberación espiritual y de contacto con la naturaleza que  puede encontrar el visitante. Capitaneando este edificio y enfrentándose al mar y al viento tenemos una reproducción de un mascarón de proa de bronce, dando al conjunto una imagen de embarcación que se intenta abrir paso entre las olas. Cómo en varios puntos de nuestra zona la acción el viento nos deja curiosas creaciones zoomórficas y antropomórficas, y nos abre una ventana a la imaginación. Podemos disfrutar de una excelente panorámica, viendo las Islas Sisargas, una parte de O Roncudo y las ensenadas de Niñóns y A Barda.