Ezaro:”Redobles del agua en el tambor de piedra”

Por o 19 octubre, 2009

Cascada EzaroLa cascada del Ézaro, en el municipio de Dumbría, es uno de esos ejemplos donde se percibe como la acción del hombre consigue encarcelar, la acción de la naturaleza. La libertad de la madre tierra, aprisionada en nombre del progreso, en forma de inmensas tuberías que hacen daño a la vista o de embalses que silencian la hermosa realidad del único río europeo que desemboca en cascada. En este caso, las venas del  mítico río Xallas  taponadas en su trecho final.Pero algo es algo. Y para conformarnos y ser agradecidos, en fechas indicadas se abren las compuertas del embalse, y podemos disfrutar de  su plenitud durante un par de horas. Se trata de fechas señaladas y festivos como el 12 de octubre o el 1 de noviembre.Y siempre, cientos de turistas y curiosos visitan O Ézaro, población ubicada en las laderas del Monte Pindo, para ser partícipes y acreditar con sus ojos, con sus cámaras y sus móviles, el maravilloso espectáculo natural de la Fervenza do Ézaro. Porque sentarse entre las piedras, cerca de la cascada, y observar la caída del agua  es un placer para los sentidos. El rumoroso redoblar del agua en los tambores de piedra; el líquido elemento en estado de ebullición, mostrándose rebelde para nosotros.La naturaleza encarcelada, que podemos ver en su día de permiso.

Cascada Ezaro

Cascada Ezaro

Comentarios

Comentarios

Debes estar registrado para comentar Login

Aviso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en el siguiente enlace: Más Información