VERÓNICA ARAN, UNA INVESTIGADORA XALLEIRA EN LA PUNTA DE LANZA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA LA DIABETES

ESTE MES PARTICIPÓ EN UN IMPORTANTE CONGRESO MUNDIAL EN ESTADOS UNIDOS

Veronica Arán Ponte es una joven bioquímica nacida en Santa Comba hace 26 años, que participó el mes de agosto en  el Faseb, un importante congreso internacional médico sobre la diabetes en Colorado- Estados Unidos, en donde presentará su trabajo. Para Verónica Arán, “ir a congresos es una buena oportunidad de intercambiar ideas con científicos de todo el mundo y buscar posibles colaboraciones”. Y es que la vida diaria de esta investigadora está dedicada al laboratorio, en uno de los centros punteros a nivel mundial en la lucha contra la diabetes. Verónica es estudiante de doctorado en el Laboratorio de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Glasgow, en Escocia, tras formarse en Río de Janeiro y conseguir una beca de una fundación inglesa. En Escocia, “investigo las posibles causas de la diabetes tipo 2, una enfermedad asociada a factores genéticos y al estilo de vida, que afecta a una gran parte de la población americana”. Contra este tipo de dolencia, la investigadora cree que se necesita una mejor dieta y más ejercicio, pero también el estudio riguroso de la enfermedad por parte de gente entregada a los demás como ella, que afirma que “ la curiosidad, la paciencia, y la perseverancia, son claves para la formación de un científico”.
Y estas dotes no le faltan a la científica xalleira, que además se codea con la élite mundial, ya que en su tesis de licenciatura trabajó con sir David Lane, un importante investigador del cáncer, y candidato al Nóbel. Otro de sus maestros, es el prestigioso catedrático galés Gwyn Gould.
El cáncer es otra de las enfermedades que le gustaría seguir investigando en el futuro, ya que el tipo de máquinas y técnicas de la biología molecular con las que trabaja a diario en Escocia sirven para este tipo de investigación. Su curiosidad científica igualmente la llevó al estudio de las enfermedades tropicales relacionadas con la enfermedad del sueño, de la temible mosca tse-tse, que tantas víctimas se cobra cada día en el mundo.
Verónica Arán estuvo el mes pasado de visita en su tierra natal, ya que tienen parientes en A Pereira, y buenos amigos en la comarca, y deja un mensaje de ánimo a las jóvenes de la zona para que se animen a seguir los pasos de la investigación para el beneficio de la humanidad, en esa lucha sacrificada y callada que cientos de mujeres y hombres como ella llevan a cabo para la mejora del nivel de vida de todos nosotros y para avanzar en la batalla definitiva contra males tan extendidos como la diabetes o el cáncer.

Por Rafael Lema