Image
“Fuerza y Honor”  es un libro esperado por muchas personas que admiran el trabajo de la voz de las madrugadas en la radio, Juan Antonio Cebrián. Ya es una realidad, gracias al trabajo de dos íntimos colaboradores de “Cebri”, su viúda, Silvia Casasola y Fernando Rueda.

No está entre ellos pero muchos lo sienten a su lado. Su obra permanece, sus pasajes históricos aún se escuchan, se leen, y su locomotora hertziana sigue recorriendo en su memoria las madrugadas de la radio. No hablamos de un mito legendario. Nos referimos a un ser muy humano, un profesional de la radio, un mago de la palabra, u amante de la historia. Juan Antonio Cebrián.

Un personaje de su calibre merecía un libro como “Fuerza y Honor”, escrito por Silvia Casasola y Fernando Rueda y editado por Temas de Hoy. Cebrián falleció, dejando una impronta muy grande en muchos corazones noctámbulos, de gente inquieta de conocimientos. Pero “La Rosa de los Vientos” sigue en Onda Cero, y ahora podemos disfrutar de un libro redactado por personas muy allegadas.

Image

Uno de sus autores es el escritor y periodista, Fernando Rueda Rieu, que representa un ejemplo del magnetismo de Cebrián. Acababa de publicar su libro “La Casa”, sobre el CESID, y fue invitado a la radio por Juan Antonio. Quedó enganchado al ritmo de su tren. Y pasó a ser uno de los habitantes de su cosmos, con sus confidencias e informaciones en “Materia Reservada”.

“Cebrián era un gran contador de historias. Cuando le ofrecieron hacer un programa nocturno, quiso llenar de contenidos las madrugadas, con temas especiales”. Es una de las reflexiones de la entrevista que nos concedió Fernando Rueda y que puedes escuchar en nuestra sección de radio a la carta en el Ruta 552, programa 8.

“Entregó su vida a las personas. Creó una radio en que se podían ver las cosas y notar los colores” asegura Rueda que sobre el libro escrito junto a Silvia Casasola dice:” Es un libro que debieran de conocer las generaciones venideras, de una persona que luchó y nunca dejó de ser un humano preocupado por sus oyentes. Estaba obsesioando con contar historias”.