Image

El ayuntamiento de Santa Comba intenta  evitar el embargo de unas propiedades por el asunto del Matadero. En 2008, recibieron un telegrama anunciando la reclamación judicial.

Por Xosé Manuel Lema

La madrugada del 10 de enero de 2007 las instalaciones del Matadero Comarcal de A Pereira era asolado por las llamas, que devoraron la sala de matanza, cámaras figroríficas, y camiones. La carne y la actividad profesional fueron sustituidas primero  por la ceniza y el humo negro, y después por el abandono que se mantiene hoy en día. 

Image

Dos años antes, en abril de 2005, se solicitaba un préstamo de 400.000 euros que hoy en día viene de reclamar la entidad Caixa Galicia mediante el embargo de unos terrenos propiedad del ayuntamiento de Santa Comba.El Matadero comarcal era gestionado por la sociedad mercantil Carniceros  do Xallas – Barbanza S.A., cuya cabeza visible en estos momentos era el empresario Jesús Pérez. Tenían su sede en A Pereira.

La Mancomunidad  Xallas- Tines- Tambre, con domicilio social en Santa Comba, y que agrupa a los municipios de A Baña, Santa Comba, Muros, Carnota, Mazaricos, y Outes, estaba presidida por el alcalde de A Baña, Andrés García Cardeso en el año del citado préstamo bancario. La Mancomunidad actuó como aval en calidad de  “fiador solidario”. Esta decisión se tomó en un pleno de la asociación, y en donde la propia Mancomunidad autorizaba a Caixa Galicia para que cargara en la cuenta corriente de la entidad las cantidades del préstamo solicitado por Carniceiros do Xallas.

Image

Debido al impago reiterado de las cuotas comprometidas se llegó a la situación de embargo de la finca donde se asienta el citado matadero denominada Fontenla D´atrás , en la parroquia de A Pereira. En total la deuda asciende a 458.798 euros con intereses incluídos. Ahora el ayuntamiento de Santa Comba intenta revertir la concesión del servicio de matadero en la finca y pretende que la Mancomunidad, que ahora preside el mazaricano José Manuel Santos Maneiro interponga un recurso para frenar el proceso.

La reciente acción de embargo no es nueva para el ejecutivo xalleiro, según pudo saber Anosacosta, hace más de un año, el 23 de septiembre de 2008, que en las dependencias municipales se recibió, con acuse de recibo, un telegrama donde se anunciaba el inicio de la reclamación judicial, contra la que ahora se trabaja contra reloj. Algunas fuentes consultadas indican que la citada finca cedida para el servicio de matadero podría volver a su situación original en varios casos entre ellos “la paralización de la actividad durante dos años”.