Un cantero vimiancés construye un templo de Salomón en Sao Paolo

Por o 13 mayo, 2013

Esteban Tedín, vecino de Braño- Vimianzo, en plena faena.

 

 

Rafael Lema

 

 Aunque pensemos que no es tiempo de catedrales o que el Templo de Salomón poco tiene que ver con Vimianzo, lo cierto es que fuera de Europa se siguen construyendo grandes basílicas, obras faraónicas con los más lujosos materiales, y en muchas de ellas se encuentra la mano de artistas y profesionales de la Costa da Morte. Confesiones como la mormona o las evangelistas están edificando magníficos templos en Estados Unidos y Sudamérica que no envidian a muchos edificios de la antigüedad. Lo mismo sucede en Asia.

 

Una da las mayores construcciones religiosas se está levantando en Sao Paolo, Brasil, promovida por la Iglesia Universal del Reino de Dios. Esta congregación cristiana denonima a su basílica el Templo de Salomón, y en la colocación de las piedras de su fachada tiene parte activa destacada un cantero de Braño, en Vimianzo, Esteban Tedín Méndez. Así el profesional de la piedra ha sido objeto de un reportaje en la revista oficial de la iglesia, Arca Universal, en donde hablan de su trabajo con un amplio dossier fotográfico y alabanzas.

 

Esteban Tedín y su grupo de cinco canteros españoles se dedica a colocar una piedra especial llegada expresamente de Israel en la fachada del templo, para honrar la memoria de Hiram Abif el mítico constructor del desaparecido Tempo de Salomón en Jerusalén y ser fieles a su legado. Un trabajo que a Esteban Tedín le ocupará más de un año, por lo que solo hará una corta visita a su mujer y a su dos hijas que viven en Ponte do Porto. Pero este gran profesional de 35 años, con 16 temporadas en la construcción, el año pasado estuvo en Ucrania, trabajando en la casa del presidente de la nación y en la del alcalde de Kiev, una labor que realizaba bajo estrictas medidas de seguridad y a veces a 35º bajo cero. Anteriormente trabajó en el centro Niemeyer de Avilés, por ello su relación con arquitectos brasileños es ya fluida.

 

En el reportaje de Arca Universal la entrevistadora dice que el maestro Esteban habla un característico portugués. Tan característico que es gallego de la Costa da Morte. Con el que no tiene los problemas de idioma de Ucrania, en donde la empresa le aportaba un intérprete. También comentaban sus patrones que el cantero era católico pero se sentía ilusionado con el trabajo, por motivación artística y porque también era una casa de oración a Cristo. No todos los días se trabaja en la construcción de una magna catedral. Ahora Esteban sigue con su metódica labor, losa a losa, de un edifico de grandes volúmenes costeado por los acólitos de una iglesia de fuerte implantación en toda Sudamérica.


Comentarios

Comentarios

Debes estar registrado para comentar Login