Empotraron un coche robado contra la cristalera de un bar de Carballo.

 

Un bar de la calle Muíño de Carballo sufrió un atraco por el método del “alunizaje”. Según cuenta el Diario de Bergantiños, se usó un un Opel Kadett, que se empotró contra la cristalera del establecimiento, después de abrir la valla metálica. El botín fue pequeño, pero los daños ocasionados importantes.

 

El suceso tuvo lugar en la madrugada del jueves.El coche había sido sustraído también en Carballo.

 

En Agualada

 

Posteriormente hubo un intento de robar en otro bar de Agualada(Coristanco) al que accedieron por una ventana pero sin lograr llevarse nada, aunque destrozaron un televisor.

 

Las fotos de MAREMA, aparecen en la portada del Diario de Bergantiños de este viernes.