@cristobalmourin // El nuevo gobierno celebró su primer pleno sin el alcalde, de baja por un accidente.

 

Tuvieron que pasar más de dos años, una moción de censura y un accidente del actual alcalde Abraham Gerpe, para que el veterano político Antonio Pensado volviera a presidir una sesión plenaria. En esta ocasión como teniente de alcalde.

 

El propio Pensado entregó un escrito proponiendo la suspensión del pleno ante las circunstancias acaecidas y ante la falta de asuntos que tratar. Pero al final hubo pleno.

 

 

Festivos y ruegos y preguntas

 

El mismo sirvió para dar cuenta del pase de los seis concejales que formaban parte del PP al grupo de los no adscritos. También se eligieron los festivos locales. El 13 de febrero(Martes de Carnaval) y el 21 de mayo(Virgen de la Saleta). BNG y la no adscrita Verónica Facal votaron a favor del gobierno y Terra Galega se abstuvo.

 

La parte final del pleno fue un cruce de reproches entre Antonio Pensado y el portavoz de Terra Galega. Amancio Lavandeira se quejó de la paralización municipal y de que no se estaba pagando a los proveedores a pesar del remanente dejado por su equipo:”E iso que viñan de salvadores”.

 

Antonio Pensado dijo que estaban trabajando en buscar soluciones a los problemas del ayuntamiento, pidió la colaboración de todos los grupos y negó que hubiera tanta bonanza económica como señalaba Lavandeira. ”Non temos onde ir arreglar unhas rodas para o camión da basura” se quejó. Y recordó que corrían el riesgo de perder dos millones de euros en obras.