Una nueva campaña de excavación concluyó en el Castro de As Barreiras, en Vimianzo.

Como detalló el arqueólogo Tito Concheiro, en esta ocasión, se abrieron dos nuevos sectores. Se trabajó en una sexta vivienda, de planta ovalada con un hogar central, entre otras construcciones, con lo que ahora queda un área visitable con seis cabañas, una muralla de más de treinta metros de longitud y tres escalones.

También se encontraron muchos restos de cerámica que habrá que estudiar ahora.“O balance non pode ser máis positivo. Estamos moi contentos de como saíu” señala Concheiro.