El Servicio Marítimo de la Guardia Civil de A Coruña aprehendió 134,25 kilogramos de percebe, dos equipos completos de buceo con aire comprimido y una embarcación de recreo en el puerto de Santa Mariña-Arou-Camariñas.


Fuentes de la Guardia Civil informan que los hechos sucedieron cuando “en el marco de un operativo contra el furtivismo detectaron a la embarcación arribar al Puerto de Santa Mariña con cuatro personas a bordo”.


Según este relato dos personas que estaban vestidas con traje de neopreno “se bajaron de la embarcación y se dirigieron a los almacenes, para regresar posteriormente ya cambiados y continuar con las labores de descarga de equipos de buceo y sacos con las capturas. El material lo introdujeron en el interior de un vehículo que tenían en la zona”.


Indican que uno de los denunciados abandonó el lugar “conduciendo el vehículo donde habían efectuado la descarga y el otro hace los mismo conduciendo otro vehículo que actuaba de coche lanzadera”. Agentes del servicio marítimo dieron el alto a los dos coches y comprobaron que transportaban cuatro sacos de percebes.


Añaden que “los otros dos individuos que habían quedado en la embarcación, tras fondear aprovecharon para darse a la fuga sin poder ser identificados. Tras una minuciosa inspección por la zona los Guardias Civiles actuantes encontraron detrás de unos sacos de red en el espigón del puerto, los trajes de buceo con los que había cometido las infracciones”.

La Guardia Civil procedió a la confección de las pertinentes denuncias por supuesta infracción a la Ley de Pesca de Galicia, la embarcación quedó en poder de su titular a disposición de la Consellería do Mar de la Xunta de Galicia y al decomiso de la captura del percebe, entregándolo en el Banco de Alimentos Rías Altas de A Coruña.La Guardia Civil constata que se trata de la mayor aprehensión de percebe realizada en una única actuación en la Comunidad Autónoma de Galicia.