De acuerdo con recientes estudios, cerca del 50% de los hombres y el 30% de las mujeres, sufren de calvicie. Por suerte, la tecnología y la ciencia ahora ofrecen un tratamiento definitivo para eliminar la alopecia de una vez por todas: el trasplante capilar.


No es un secreto, que en un mundo tan competitivo como el actual, la imagen personal juega un papel determinante en la vida profesional. Por esta razón, muchas veces se considera a las personas que sufren alopecia como poco atractivas o envejecidas.
La alopecia es un problema que afecta a la vida profesional, social e íntima de millones de personas en todo el mundo. La buena noticia es que gracias al avance de la ciencia y la tecnología, es posible disfrutar hoy en día nuevamente de un cabello natural y fuerte tras un procedimiento de trasplante capilar.


El reciente éxito comercial de este tratamiento se debe, principalmente, a que es el único método de regeneración de cabello efectivo y duradero. Además, esta alternativa resulta muy barata a largo plazo, si se compara con opciones poco eficientes.


¿Qué es el trasplante capilar?


Hasta hace unos años, existían pocas opciones efectivas para erradicar la alopecia. Quienes deseaban mejorar su imagen y disimular la calvicie solo podían elegir entre pelucas sintéticas o medicamentos inútiles y falsos que proporcionaban numerosos efectos secundarios.


En este contexto, los trasplantes capilares se convirtieron rápidamente en una alternativa con mucha demanda, debido a sus evidentes e irrefutables resultados. Este tratamiento no solo garantiza un crecimiento natural del cabello, además, cuenta con un rápido postratamiento y no requiere cuidados especiales.


El trasplante capilar Turquia es un procedimiento quirúrgico en el que los cirujanos profesionales toman folículos capilares de zonas donantes de la cabeza y los insertan en el área afectada por la alopecia.


¿Por qué realizar un trasplante capilar?


La cirugía de trasplante capilar es, actualmente, una de las pocas opciones que favorecen una óptima regeneración del cabello. Como los folículos que se plantan en la zona donante son extraídos del cuero cabelludo del paciente, es posible disfrutar de un cabello 100% natural.


A continuación se presenta una breve lista con algunas de las principales ventajas de optar por un trasplante capilar para eliminar la calvicie.


Mejora la apariencia y la autoestima


El éxito profesional está intrínsecamente asociado con la imagen y la apariencia personal, ya que culturalmente el cabello es sinónimo de juventud y vitalidad. Los resultados que se pueden obtener tras un trasplante capilar ayudan a las personas a recuperar, no solo su cabello, también su autoestima y confianza.


Bajo coste de mantenimiento


Una de las principales ventajas de optar por un trasplante capilar es que requiere de un bajo mantenimiento. Los pacientes no deben preocuparse por invertir miles de euros al año en costosos productos cosméticos para el cabello. Los especialistas del sector recomiendan a los pacientes conservar una buena higiene capilar y llevar un estilo de vida saludable para lograr un cabello atractivo y fuerte.


Una solución duradera y definitiva


Lo mejor de realizar un trasplante capilar sobre la zona afectada por la calvicie es que el cabello crece nuevamente sin problemas. Ciertamente, este tratamiento tiene un coste superior al precio de las pelucas sintéticas y los medicamentos falsos en el mercado, pero vale la pena invertir en este tipo de tratamiento, cuyos resultados son para toda la vida.


Libre de cicatrices


Cuando las personas se ponen en manos de profesionales altamente cualificados, el trasplante capilar se realiza exitosamente, sin dejar marcas o cicatrices visibles en la cabeza. Por otra parte, los especialistas emplean anestesia local antes de la cirugía, por lo que los pacientes no sienten dolor durante el procedimiento.


El trasplante capilar es un procedimiento seguro, duradero y eficaz para eliminar la alopecia. Aunque la inversión económica pueda parecer costosa a primera vista, este tratamiento puede garantizar un cabello tan fuerte como voluminoso y natural, aspectos difíciles de conseguir con pelucas sintéticas o falsos medicamentos.