«VÍA CRUCIS» DE OCTUBRE.

0
560

Ofrecemos un nuevo artículo de Opinión de Santiago Pazos, que nos regala otro "Vía Crucis", correspondiente al mes de octubre.

VÍA CRUCIS

(Octubre de 2008)

 

SANTIAGO PAZOS

1ª Estación.
 Dice el líder judío Shlomo Ben Ami que la paz en Palestina sólo llegará a ser una realidad después de una catástrofe de dimensiones catárticas. ¿Es posible que el miedo se convierta en el antídoto para superar el odio?

2ª Estación.
Según la Real Academia Española, catarsis es la eliminación de recuerdos o ideas que perturban el estado psíquico. ¿Contraerán esa enfermedad los grandes ejecutivos y banqueros que, después de hundir a sus empresas y arruinar a sus accionistas, se retiran con indemnizaciones millonarias?

3ª Estación.
 Disculpen el pesimismo. Por mucho que algunos iluminados lo anuncien a bombo y platillo, no se engañen, la crisis no nos conducirá a ninguna revolución. Cuando pase el temporal, los nuevos ricos y la vieja avaricia, ahora en retaguardia, saldrán de sus madrigueras para seguir haciendo lo de siempre, especular y acumular.

4ª Estación.
Los perdedores siempre son los mismos, siempre somos los mismos. De la ingente cantidad de dinero público invertido para salvar el sistema financiero, la sociedad en su conjunto sólo recibirá las migajas. Y mientras medio mundo se puede morir de hambre, los estados salen en defensa de los bancos porque si ellos se hunden nos hundimos todos. Es la paradoja de la náusea.

5ª Estación.
La felicidad es un estado mental perecedero. La teoría de los ciclos económicos deja bien claro que el crecimiento permanente es imposible. Cuando el hombre olvida que el conocimiento de la tragedia es condición indispensable para alcanzar la felicidad, se convierte en un iluso, pierde la dosis de animalidad que todo humano debe tener para ser completo.

6ª Estación.
La administración de los tiempos es a la política lo que el marcapasos para un corazón enfermo. Pocos políticos saben utilizarlo con sensatez. Me lo recordaba con frecuencia Ernest Lluch cuando yo le urgía a resolver algún tema candente: "no tenga prisa, pierda el ansia, el tiempo es eterno". En una ocasión visitamos una exposición de enormes cuadros blancos del pintor Sol Lewit en el Museo Reina Sofía y comentó "se da usted cuenta Santi, aquí se para el tiempo, ni siquiera tienen títulos que rompan la placidez de admirar la nada en blanco".

Image

7ª Estación.
La ansiedad y las prisas, para contraprogamar las actividades públicas y publicitarias de Evencio Ferrero a favor del Proyecto Temunde, provocaron las críticas del Partido Popular en tiempo equivocado. Quizá sean razonables, pero no era el momento. Lanzar un torpedo contra un proyecto de esta magnitud que necesita el apoyo de todos para salir adelante, por mucho que deje en evidencia los procedimientos, es un error que evidencia el infantilismo de algunas estrategias políticas. 8ª Estación. Procedimientos llamativos son los que ha puesto en práctica la Generalitat Valenciana para burlar su obligación de impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía. El gobierno del Partido Popular, con su presidente Francisco Camps como fallero mayor a la cabeza, se ríe de la inteligencia de los valencianos, jugando con la formación de sus hijos, al impartirla en inglés. De ahí a nombrar a Chiquito de la Calzada como Consejero de Educación les queda un paso.

Image

9ª Estación.
A unas décimas del chiste se quedó la moción, presentada por Manuel Andrade en el último pleno, para crear una comisión pluripartidista que represente los intereses de Carballo ante otras administraciones. Otras mociones, como la referente al polígono industrial, dieron lugar a un debate interesante entre Evencio Ferrero y Alberto Sueiro. Hay que reconocerle al portavoz del Partido Popular la capacidad argumentativa con que intenta desmontar la complacencia del gobierno bipartito, y al alcalde la suya para no dejarse enredar.

10ª Estación.
Siguiendo con el líder de Terra Galega Manuel Andrade, he de señalar que me produce cierta ternura su empeño por colaborar con el gobierno. Creo que aún no asume los motivos del divorcio, ni que BNG y PSOE desprecien sus habilidades y conocimientos. ¿Tan ciegos están que no ven lo mucho que sigue queriéndolos? Ya digo, tiene alma de bolero, me produce la misma ternura que ese personaje retratado por el poeta Luís Cernuda: "Apoyado sobre el quicio de la ventana, nostálgico sin saber de qué, miró al campo largo rato".

11ª Estación.
Y así de nostálgicos, pero mirando al mar, me temo que nos quedaremos cuando la sopa de letras que controlarán los fondos europeos se hayan gastado el último euro. Disculpen si mi confianza es menor que cero. Quizás no entiendo bien el significado y la función de los GDR, ni su composición ni sus delimitaciones. Quizás ya estoy muy harto de tanto proyecto sobre proyecto que quiere situar a la Costa da Morte en este siglo XXI tan convulso. Yo me conformaría con que ese tren de cercanías, el de las tres C, proyectado hace décadas se convirtiese en una realidad aunque nos dejase varados en el siglo XX.

12ª Estación.
El mismo pesimismo me invade al oír hablar de planes de infraestructuras cuando, al mismo tiempo, esos predicadores miran hacia otro lado ante el aniquilamiento de nuestro servicio público de transportes. Pienso que estamos condenados a ser pequeños, y que pretender ser otra cosa nos conduce a estrellarnos contra esos espejos que distorsionan la figura, tan del gusto de Valle Inclán. Me gustaría estar equivocado, no sé, tampoco es mi pretensión aguarle la fiesta a los crédulos.

Image

13ª Estación.
Fernando Savater acaba de ganar el premio Planeta. Me alegro mucho por él. De hecho, me alegro como si me lo hubiesen concedido a mí. Aparte de por su lucha por la libertad, se lo merece como escritor, como fabulador, y como gran divulgador de la lectura y el conocimiento. Podemos estar o no de acuerdo con algunas de sus opiniones, pero contar con intelectuales como él hacen más habitable la sociedad en la que vivimos y más grande la imagen del ser humano.

14ª Estación.
Leopoldo Alas Mínguez, ingenioso poeta, escritor, y polemista comprometido por los derechos del colectivo homosexual y otras muchas causas perdidas y necesarias, falleció en agosto a los 45 años de edad. Permanece en mi memoria con su pelo teñido de color zanahoria y sus atinadas ocurrencias, de cuando en un mes de agosto también, allá por el año 1983 en el Palacio de La Magdalena de Santander, nos presentó Vicente Molina Foix en presencia de Savater y de Luís Antonio de Villena. Su culto entusiasta por la amistad era un ejemplo para todos. A sus amigos, después de las lágrimas, nos queda su recuerdo y algunos bellos poemas como el que sigue:

"Los trenes sólo pasan

cuando no se los espera, y nos sorprenden:

hay que agarrarse a los trenes con las uñas

cuando pasan por delante,

aunque te den la espalda,

hay que montarse en marcha

porque los trenes no paran,

eres tú el que está parado

con la maleta cerrada."

DEIXA O TEU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí